martes, abril 21, 2015

A mis dos amigos que han decidido demostrar que el amor SÍ existe:

Comenzaré por disculparme por el hecho de no estar junto a ustedes en este día tan especial. Ustedes saben lo mucho que desearía acompañarlos, y quiero pensar que de cierta manera sí estaré con ustedes, aunque no sea físicamente.

Bueno, empecemos:
Recuerdo que cuando los conocí me parecieron dos excelentes personas, tanto juntas, como separadas. Ambos con grandes ambiciones para sus vidas, un increíble carácter y con la misma pasión por la arquitectura (que me parece, fue lo que nos unió al final).

A través de los pocos años que compartí con ustedes en SIERVOS, debo decir que su amistad se convitió en una de las más importantes que logré tener dentro del grupo. Las risas, y hasta una que otra lágrima para mí significaron muchísimo.

Quiero que sepan que estoy bastante orgullosa de ustedes, porque me han demostrado que el amor realmente lo puede todo. Que la paciencia y el amor en una relación son cosas que se deben de cultivar con el día a día. Que a pesar de todo, tuvieron la fortaleza para mantenerse juntos y afrontar cualquier adversidad uno al lado del otro, sin dudar de que tenían a la persona correcta junto a ustedes.

Y no es sólo orgullo lo que siento, sino agradecimiento. Tal vez se escuche bastante cursi, pero estoy segura que el amor exite por parejas como ustedes. Me hacen pensar que no importa quién sea, todos tenemos derecho a ser felices con la persona a la que relamente amamos, no sólo por sus virtudes, sino también por sus defectos.

Así que, espero que en esta nueva etapa de su vida, Dios les permita llevar un matrimonio que desborde de amor, paciencia y respeto. Que su nueva familia crezca y crezca llena de salud y montones de bendiciones. Que esto que sienten el uno por el otro hoy, no se apague nunca.

El mundo necesita más amor, y menos  indiferencia.

De verdad, una disculpa enorme por no estar con ustedes en este día tan especial. Espero verlos en Mayo para que me cuenten todos los sucios detalles (pero nada más de la boda, no de la luna de miel, por favor...).

Los quiero con todo mi corazón.
Disfruten el inicio de la mejor época de sus vidas.

Marianita



No hay comentarios.: