Entradas

Mostrando las entradas de 2018

Hello... Is it me you're looking for? (Entrada en inglitch)

The last entry I wrote in here was almost at the beginning of the year, and I barely remembered I had a blog to take care of.
So many things have happened since then, listing it would take me another full 8 months to do so. To sum it up, I guess this is my top 5 of important things that happened:
1. I started seeing someone, only to end up disappointed (as usual). It all started good, but I realized that his level of maturity was not the same as his age. 2. Lost 2 best friends.   This one happened between the months of May and July. Again, disappointment at its highest. Realizing some people are not meant to be in your life "forever" can be as painful as hitting one of your toes with a table. Although, considering these "friends", I'd say hitting your toe would be waaaaay more painful. 3. Got a new and better job. Goodbye buses, hi airplanes. I was so done with cleaning by the time I left SunMetro, that I didn't clean my apartment for a couple of weeks. But…

Por cada 14.

Imagen
No, no es por San Valentín... Sino porque los catorces eran nuestros. Eran para nosotros y nadie más. Y más aún porque eran nuestras mitades de año.
Sí, ya son casi 3 años. Casi 3 años de esa victoria que le fue otorgada a la distancia. 2018 y aún siento esos días catorce como si siguieran siendo un "nosotros".
Hoy es 14, y todos preguntan por planes para este día. Se siente como si todos supieran realmente qué se festeja hoy. Ése será siempre mi secreto cada día 14.
Estoy consiente de que esto ya no es amor. Porque dejó de serlo desde hace un tiempo. Pero es nostalgia, es costumbre; siempre más fuertes que el amor mismo.
Seguimos con nuestras vidas.  Pero nunca podremos evitar que cada mes haya un 14. Mío. Tuyo. Nuestro. Siempre.
Aunque sólo yo lo recuerde...

FELIZ 14 DE FEBRERO


Cosas curiosas y bien "Chulis".

Mi abuela siempre decía:
"Si Dios no se olvida de los pajaritos, cómo se va a olvidar de uno?"
Esta semana lo comprobé, y me di cuenta de que ella sigue aquí conmigo. Como siempre lo hacía en vida, en los momentos en los que más la necesito. 
Qué bonito es no sentirse sola.

2018, 26 años

Imagen
En 4 meses me he olvidado por completo de la existencia de mi Blog.  Sacrilegio, lo sé. Y aunque parezca excusa, la vida no me ha permitido acercarme a este santuario del desahogo mental y espiritual. No me he sentido digna de regresar a este lugar por muchas razones, pero la principal fue porque tengo meses sin tener mis pensamientos en orden. Como ejemplo pondré el hecho de que mi blog cumplió 10 años el 17 de junio del 2016 y no me di cuenta. Si bien es una entrada sin importancia (refleja totalmente mi mentalidad de 15 años), es el inicio de todo lo que sería un viaje de autodescubrimiento y aprendizaje. Sobre todo en mis años de adolescencia.  Por este blog descubrí que podía escribir, que la poesía podía adquirir cualquier forma en la que mi corazón le mandaba; que hay gente allá afuera que se tomó (o aún se toma) el tiempo de leer a esta loca y sus historias. Por este blog fue que comencé mi canal de YouTube (que también planeo revivir como mero asunto de terapia y no moda, co…