domingo, febrero 20, 2011

Bienvenido 2011

Resulta que terminó el 2010 y no hice ni propósitos, ni resoluciones, ni nada que tuviera que ver con el futuro. La razón? Muy sencilla... Mi año comenzó bastante diferente de lo que pensé comenzaría, y aprendí que esperar cosas del futuro es como esperar que vuelvan esas excelentes caricaturas que veías en la niñez, y un día sin más ni más dejaron de aparecer en la tv.

Empiezo escribiendo un poema hasta febrero (poema que por cierto, ya era viejo... pero de los mejor que he hecho, debo decir) y lo cierto es, que mi escritora interna está siendo opacada por la pereza y la falta de 'inspirancia'.

Me sorprende ver la cantidad de visitas a mi blog, la verdad no esperaba eso; y mucho menos que el contador empezara de cero sin previo aviso (muchas gracias tecnología).

Por lo tanto, a todo el que esté leyendo esto le doy las gracias. No cualquiera usa su rato de ocio en leer poemas de una adolesente amorosamente atormentada. En serio, gracias.

Y para aquellos que se pregunten qué será de este blog, sólo les diré que la vida es interesante... y que tengo MUCHOS escritos inconclusos, así que sólo es cuestión de que la inspiración llegue a mí.

Un beso, y de nuevo gracias.
Duidy

Paradojas


Típico inicio,
inconcluso final;
sueño ficticio
con sabor a verdad.

Palabras de amor,
acciones indiferentes;
largos besos
y caricias pendientes.

Abrazos vacíos,
ilusiones infundadas;
un cariño mío
y de tí ya no hay nada.

Mirarnos a oscuras,
labios inmutados;
ruidosos silencios,
un adiós a letargos.

Mentiras llenas de sinceridad
heridas poco notables;
palabras expuestas al aire,
confianza poco palpable.

Realidad que alcanza
a nuestros ojos cerrados;
realidad que asemeja
la despedida que tanto evitamos.




*Este poema ya es algo viejo, pero lo encontré por mera casualidad al limpiar mi cuarto en un viejo cuaderno que data de varios años atrás.