miércoles, agosto 27, 2014

El #IceBucketChallenge y sus secuelas

De unos meses para acá muchas 'celebridades' de todo el mundo se han unido a la causa del #IceBucketChallenge  para luchar contra la Esclerosis Lateral Amiotrófica, echándose un cubo de agua helada en la cabeza y retando a otras celebridades a realizar el reto en 24 horas y donando a la causa para hallar la cura.
Desde ese entonces, mucha gente ha tomado diferentes bandos en cuanto al reto se refiere: Muchos están a favor de realizar los retos, pues crea una conciencia social que ayuda a obtener más donaciones para la causa; otros más que piensan que el desperdicio de agua es catastrófico y egoísta hacia aquellas personas que mueren de sed en países tercermundistas (sobre todo en África).

Pues bien, desde hace un par de días que este movimiento de redes sociales me ha hecho reflexionar sobre muchas cosas. Supongo que todo está ligado de alguna manera.

Me parece que la causa que se promueve en este caso es bastante noble, hermosa y, hasta cierto punto, heróica. Decir que conozco la enfermedad sería una total y completa mentira, pero como alguien que ha vivido de cerca una enfermedad degenerativa, puedo identificarme con la causa. Como lo dije en mi entrada anterior, cada cabeza es un mundo. Y así es, todos tenemos opiniones diferentes sobre la campaña: que si se gasta muchísima agua, que si no, que si sólo lo hacen por llamar la atención, que si no donan o si si lo hicieron, qué se yo. Debo admitir que he visto muchísimos retos cumplidos, y sólo en el 70% de ellos he visto un link o alguna referencia para realizar la donación, razón verdadera de los vídeos ya tan virales.
Creo que, al convertirse esto en una moda, se ha comenzado a perder la perspectiva del porqué y el para qué de la insistencia de retar a más personas a que se unan a la causa. Muy mal, sociedad. Muy mal.

Que quede notado el hecho de que no he realizado el reto y que no pienso donar, y no porque no quiera, sino porque no tengo ni un peso partido por la mitad en estos momentos. Y créanme, me encantaría hacerlo.

Pero el punto de mi entrada no es totalmente por eso, sino por lo que la ELA me ha hecho recordar: cáncer.

En los últimos 10 años he perdido mucha gente que luchó con uñas y dientes contra una sentencia de muerte inmediata en sus distintos diagnósticos y ubicaciones; pulmones, mama, hígado, huesos, sangre, cerebro, próstata y bueno, cualquier otro lugar al que la metástasis ha podido llegar. El cáncer debe de ser una de las enfermedades degenerativas que más atención atraen por lo común que es, pero me sigue pareciendo que no es suficiente saber que existe. Hay un dato que es bastante cierto: una enfermedad larga y dolorosa la resiente más la persona que cuida al paciente que el paciente en sí.
Yo viví la agonía de mis tíos y de mi abuela, los vi apagarse poco a poco esperando que el tiempo pasara rápido y consiguieran la salud o el alivio dentro de todo su sufrimiento (por llamarlo de alguna manera). Vi hijos separarse de su padre, y una madre separarse de sus dos hijos mayores para después ser despedida por sus hijos restantes y sus nietos. En mi familia nunca nos damos por vencidos, no le tenemos miedo, sabemos que sólo existe la opción de luchar y no hay más.
Pero a pesar de eso, estamos más que conscientes que una cura inmediata o milagrosa no está a la vuelta de la esquina. Las oportunidades no siempre llegan solas, y cuando luchas por tu vida no tienes tiempo para esperarlas.

Desde que supe que hay estudios que determinan si por genética eres portador del gen del cáncer, supe que no era necesario buscarlo, yo lo tengo. Y no tengo miedo a encontrarlo, sino todo lo contrario: tengo miedo a ser indiferente ante las señales que me pueda dar mi cuerpo, porque si bien la pronta detección no me puede salvar, al menos si me podrá dar más tiempo de disfrutar a las personas que amo y dejar todos mis pendientes en la tierra resueltos.
La muerte es inevitable, mis amiguitos. Lamento ser la que se los informe. Si bien no está en mi destino morir de cáncer, tal vez si esté morir atropellada o golpeada por un rayo. La vida es así de frágil y voluble, pero sobre todo, prestada.

Nosotros como familia hemos aprendido a ver el cáncer como una enfermedad más que se tiene que tratar, sin miedos, sin ataduras y con mucho humor. Intentamos decir que no es una sentencia de muerte, pero ahora que lo veo en retrospectiva, me parece que lo es. Lo que no se sabe es que es una sentencia que se puede alargar por el tiempo que nosotros queramos. Por que sí, la voluntad funciona mejor que cualquier tratamiento de quimioterapia o radiación. La he visto trabajar y créanme, nunca he visto nada igual.

Pues bien, sea ELA, cáncer, SIDA o cualquier otra enfermedad degenerativa y/o incurable, es importante crear conciencia, informarse y mejorar nuestra calidad de vida, si es que queremos ser factor de cambio.

Yo extraño a aquellos que se fueron a lo largo de estos años, pero si algo me enseñaron es que el miedo es el único enemigo que hay que eliminar. A veces quisiera no ser una cobarde, pero lamentablemente no todo se obtiene de los genes.

Probablemente estoy cayendo en la cursilería, pero me es imposible no hacerlo cuando a hablar de cáncer se refiere. Esas frases que parecen vacías no lo son del todo, normalmente lo que tenemos vacío es el corazón o incluso la mente.

Un beso a todos y gracias por leer.
Cambio y fuera.

P.D.
Antes de The Fault In Our Stars existió My Sister's Keeper... Al menos para mí, siempre será así.



domingo, agosto 17, 2014

Una cosa por otra

Normalmente se dice que la naturaleza de las personas se conoce realmente en los momentos más críticos de la vida. Cada quien elige qué actitud tomar, qué fuerza emplear y qué ideas defender pero normalmente olvidamos que nuestras decisiones afectan también a las personas que nos rodean y aman.
Supongo que es importante recordar que 'cada cabeza es un mundo'.
Pero a pesar de todo, el amor de los hijos hacia sus padres siempre será incondicional, lo quieran o no. Y es que no importa lo que nuestros progenitores hagan o dejen de hacer, siempre estaremos ahí. Es mera cuestión de naturaleza, instinto si así le quieren llamar. Y es que nosotros como hijos carecemos del derecho de juzgar sus actos, somos espejo de ellos y no ellos de nosotros.
Este tiempo conociendo a otra parte de mi hermosa familia me ha hecho reflexionar sobre la que tengo más cerca, en cuestiones de sangre. Supongo que es momento de madurar y hacer del tiempo presente el máximo a explotar.
Cambio y fuera.

sábado, julio 19, 2014

19 de julio de 2014... noche de letras revueltas.

Hoy sólo escribiré lo primero que se viene a mi cabeza, hagamos otra clase de experimento y veamos qué sale:
1. Tengo varios días en los que el miedo ha llenado mis más profundos pensamientos. Nunca había sentido tal temor a un futuro incierto a pesar de pretender tenerlo ya dominado.
2. A veces el amor no es suficiente; a veces la analogía del amor siendo una planta que hay que regar es la más indicada a mi caso; a veces me siento como una total estúpida.
3. Tengo una familia 'pequeña y rota, pero hermosa'... O algo así...
4. Últimamente caí en cuenta de que soy la peor amiga del mundo.
5. Sé qué quiero hacer, pero no sé cómo lograrlo.
6. Soy pésima comerciante.
7. Necesito un abrazo.
8. Lo que más voy a extrañar es su piel y sus besos.
9. He estado teniendo muchos lapsos de llorar sin razón aparente.
10. Mi contractura nunca se irá.
11. Desearía haber nacido en cuna de oro.
12. Una de mis grandes pasiones me jugó una mala pasada.
13. Si pudiera tener un poder, sería el de controlar el tiempo. Hay tanto que quiero cambiar y sin embargo no me arrepiento...
14. Yo sola me entiendo.
15. Hay gente que simplemente le vale madre la demás gente.
16. Casi siempre me siento sola cuando menos debo de hacerlo.
17. La única razón por la que quisiera que fuera invierno es por esa sensación de estar cobijada entre sábanas tibias y saber que no hay necesidad de salir se la cama.
18. Odio el dinero. Lo odio.
19. Necesito a mi mejor amigo.
20. Una válvula de escape ya no es suficiente, necesito teatro en mi vida. Ya!
21. Sigo siendo una estúpida.
22. Todo por servir se acaba (segunda vez en la vida que utilizo esa frase con el mismo contexto).
23. Su día.
24. Tener oportunidades y desperdiciarlas.
25. Un 'te amo' mal correspondido.
26. Sudar lo suficiente como para sentir cada gota de agua de tu cuerpo fuera de tu piel...
27. Son demasiadas canciones, lo siento.
28. Una vida nunca será suficiente.
29. Sigo con mucho miedo.
30. Malos augurios.
31. Tengo los pies más horribles del mundo.
32. ...y manos también.
33. Me contradigo el 80% de las ocasiones.
34. Siempre digo 'ya me cansé' y al final vale madre.
35. Extrañaré las groserías.
36. A veces escribir no es suficiente.
37. Extraño a mi mejor amigo.
38. Estoy agotada emocionalmente.
39. Necesito otro abrazo.
40.Insomnio.

jueves, junio 26, 2014

Expectations

Si algo he aprendido en estos últimos días es que un momento tienes un 90% de posibilidad de saber qué pasará mañana y un 10% de factor sorpresa.
Claro que en estos días me la he pasado viviendo en ese 10%, y sin embargo no puedo esperar a lograr tener una rutina nueva. 
Ya no puedo sacar algo más de este lugar, ni siquiera de quién soy yo estando aquí.
Lo único que sé, es que no sé nada y que eso me gusta pero me asusta (como dirían vulgarmente).

'Ya mañana Dios dirá.'

miércoles, junio 04, 2014

Cambios, meses y... de más.

Tengo ya varios meses en los que ha sido muy difícil seguir con diferentes proyectos que he tenido en mi vida,  y lo cierto es que, aunque desde hace un año había yo decidido cuál era el primer paso para continuar con mi vida, el tiempo pasó volando y me es difícil aceptar que el  momento decisivo llegó.

Ha llegado a pasar que últimamente me encuentro confundida y frustrada por los 'Planes A' que se han tenido que convertir en 'Planes B' y de vez en cuando he querido convertir esos 'Planes B' en 'Planes C'. 

Así es, oficialmente he llegado a la edad en la que no tengo ni puta idea de lo que será de mí.

Estoy bastante segura de que no soy la única mujer y/o hombre de 22 años que está pasando por esta situación, pero lo cierto es que llega un punto en el que piensas que es así y que nadie sabe qué es lo que estás pasando y pensando.

Y heme aquí, esperando no ser la única incomprendida del mundo mundial... 

¿Es un pecado desear que tu ciclo laboral acabe pronto, no por incomodidad sino por necesidad emocional? 


martes, abril 29, 2014

Respuesta a comentario de 'Anónimo'

Hoy encontré este comentario en mi pasada entrada del blog:


Anónimo dijo...
No se sí esto requiera de aprobación , y de así serlo,seguramente lo va a rechazar sin duda. Pero y a pesar de que no leí toda la entrada me queda claro que su pensamiento no va más allá , pues la forma en la que juzga a la gente por su gusto hacia un deporte sólo demuestra su poco criterio y su complejo de inferioridad

Pues bien, me hubiera encantado dar un respuesta directa a este 'Anónimo', sin embargo me limitaré a decir lo siguiente:
Primero: El rechazar un comentario en mi blog sería fomentar aquello de lo que he estado hablando y a su vez, rechazando rotundamente: censura.Tengo la firme creencia de que todos tenemos el mismo derecho de expresarnos, siempre y cuando no sea con el afán de dañar y/o perjudicar a terceros.
Segundo: Me parece, mi estimado y desconocido lector, que precisamente ése fue el problema. Es necesario leer toda la entrada para formar un criterio completo sobre mi escrito, ya que en él analizo la manera en que el fútbol, o el deporte en general, es utilizado como medio de control de masas. No juzgo a la gente, pues me parece que ésa es la belleza del ser humano, que nadie es igual a nadie. Simplemente pienso que es  momento de que dejemos de darle prioridad a un deporte, para concentrarnos en cosas que nos afectan de manera importante en nuestro diario vivir.
Tercero: En cuanto al 'poco criterio y complejo de inferioridad', dejaré que la palabra 'Anónimo' en el espacio de 'Elige una Identidad' hable por sí misma.
Ojalá y esta entrada si se haya leído completa.

Cambio y fuera.

sábado, abril 26, 2014

El fútbol como medio para idiotizar. #DESPIERTAMÉXICO!

Hace un par de días sucumbí ante la tentación de ir al Estadio Corona (TSM) para un juego del Santos Laguna contra otro equipo argentino por la Copa Libertadores (cuyo nombre creo que era Lanús, o algo así).
Pues bien,  durante las dos horas que estuve ahí no pude evitar observar a los individuos que se dieron cita para apoyar al equipo lagunero y llegué a varias conclusiones:
1. La gente carece de conciencia sobre el significado y efecto de sus palabras.
Con esto me refiero al hecho de que durante todo el partido no falto quien gritara la ofensiva frase de '¡Pinches argentinos de mierrrrrda!'.
Me parece que, como equipos de habla hispana, deberíamos permanecer unidos ante cualquier cosa, sin dejar que un simple juego de pelota nos separe, o provoque la falta de diplomacia entre naciones. Tal vez haya gente que no se tome estas frases tan apecho, pero lo cierto es que toda cultura merece el mismo respeto que nosotros exigimos para la nuestra.
2. El poder de convocatoria para un evento de esta índole es mucho mayor que para una marcha en contra de algún tipo de represión por parte del gobierno.
Como ya lo dije antes, me dispuse a observar a los individuos que se encontraban en el estadio y llegué a la conclusión de que el país está como está por un solo problema: INDIFERENCIA.
Nosotros pedimos una mejor situación,  pero a la hora de exigir tenemos la idea de que no somos factor de cambio, cuando en realidad sí lo somos. Preferimos vivir en la comodidad de decir 'No es mi bronca, que se arreglen ellos.' y no, no es lo correcto.
3. La victoria se comparte, el fracaso es individual.
La mayoría de las personas que apoyan a un equipo (sea cual sea) tienden a enorgullecerse de su equipo con el típico '¡Ganamos!' para después rechazarlo con un 'Perdieron'.
La hipocresía ante esto no es más que otra muestra de la falta de orgullo nacional que nos afecta, en el extranjero hablamos maravillas de nuestro 'México lindo y querido' pero aquí no hacemos más que hablar pestes de nuestro país,  olvidándonos de que el país no cayó por sí sólo en el hoyo en el que se encuentra.
OJO: No todos los aficionados son iguales, pero sí la mayoría. 
4. El dominio mediático sobre la gente 'ignorante'.
En el estadio es posible observar mil y una diferentes marcas de comida, servicios y demás cosas que no sólo bombardean el fútbol, sino la programación de los canales de señal abierta de nuestro país. La necesidad del consumismo mediático ha sobrepasado nuestro intelecto y el subconciente es quien manda a la hora de comprar una súper pantalla plana de altísima definición, porque sino no es posible disfrutar del fútbol como se hacía antes.
5. Dejar de lado los valores por la 'pasión al deporte'.
Familias enteras van a los diferentes estadios a disfrutar de un rato de sana diversión con los suyos, sin embargo ya estando dentro del complejo deportivo la gente olvida que no es sólo cuestión de heredar una pasión por el equipo de casa, sino de inculcar valores de un buen ambiente deportivo, sin ofensas, sin violencia verbal y/o física. Los pequeños no sólo aprenden las porras a su equipo, sino los insultos, las groserías y la violencia que se desata por la falta de tolerancia entre aficiones.
Somos lo que somos porque preferimos llevar a nuestros hijos a un costoso encuentro deportivo, que a una función gratuita de teatro.
Si bien hay gente que afirma que el deporte también es cultura, ¿porqué cerrarnos a la idea de que solo esa cultura existe?
La música, el teatro, el cine, los programas de televisión con contenido educativo y no adormecedor y que alimentan nuestro espíritu, deben de ir de la mano con aquello que alimenta el cuerpo. La capacidad de las nuevas generaciones está por demás sobrevalorada y nuestro país necesita de esos hombres ilustres del mañana.
Ahora bien, ¿qué pasaría si en lugar de ponernos la camiseta de un equipo lo hiciéramos con la del país y mostráramos esa pasión tan desmedida? ¿Qué acaso nadie presta atención a nuestro hermoso himno nacional cuando cantamos '¡Mexicanos al grito de guerra!'?
Nuestros ancestros lo hicieron antes, ¿por qué no podríamos hacerlo ahora que tenemos tantas armas tecnológicas?
Supongo que hace falta un balde gigante de agua fría para que despertemos de ese sueño de estupidez bajo el cual nos tienen aquellos que nos hacen creer que no tenemos poder alguno frente a ellos.
No nos vendamos más,  no hay divisa más valiosa que nuestras ganas de seguir adelante y nuestro espíritu guerrero heredado de nuestros ancestros.
México somos todos, y el poderoso es poderoso hasta el pueblo se lo permita.
Ahora bien, yo te pregunto: ¿qué tan puesta tenemos la camiseta? 

jueves, abril 03, 2014

#PROLE

Fue una mera cuestión de cosas que se fueron acumulando: vídeos, reportajes, y demás información que se ha ido colando sobre la situación del país.
Fueron varios factores que me hicieron hablar y decir lo que siento y lo que pienso.
Yo sí quiero ser factor de cambio, por eso hago lo que hago.

Esto va para todos los que tienen miedo a hablar, aprovechemos de nuestras plataformas libres antes de que nos quiten el derecho de libre expresión.

¡DESPIERTA MÉXICO!

miércoles, enero 15, 2014

El mecanismo de defensa de un país lastimado.

Pensé comenzar el año, o terminar el pasado de la manera en la que siempre lo he hecho: la típica reflexión de todo lo bueno y todo lo malo de mi año. 
Pero en esta ocasión creo que me abstendré de esas pendejadas, sobretodo cuando estamos todos en el mismo hoyo.
Recién acabo de terminar de ver un vídeo que habla de todo lo que está sucediendo en Michoacán, y no sé qué pensar:
Tengo 22 años y no veo mucho futuro en este país, en mi país. Dios, esto cada vez es más difícil pensar que las cosas van a mejorar con la mierda de personas que en lugar de trabajar por y para nosotros, lo hacen por y para sus intereses solamente. 
Es que será que alguna vez ellos se den cuenta de las consecuencias de sus estúpidas y ególatras decisiones? 
Y henos aquí, muchos jóvenes que no sabemos cómo actuar para realizar ese cambio que sólo está en nuestras manos. De verdad que a veces es demasiado el pensar si quiera que esto es cierto y que en nosotro está el mejorar nuestra vida.
Por lo pronto, creo que podemos empezar por compartir y por recordar que tenemos una voz y que Youtube puede ser nuestro medio...  O el Internet en general.
Beso y no pierdan la esperanza.