miércoles, septiembre 03, 2008

Provision de realismo, de amor y de felicidad.


Llegaste un día,
yo no te esperaba
y fue en el momento
en que más te necesitaba.

Mi vida se sentía vacía
existía un gran espacio
pero en mi vida aparecías
llenándola muy despacio.

Invadiste mi mente
tal vez paresca tonto
pero súbitamente
te he empezado a anhelar sin monto.

Cuando estoy a tu lado
se detiene el tiempo
siento que he respirado
puedo apreciar el viento.

Cuando me sonríes me pierdo
y pienso en robarte un beso
pero mi deseo apreso
y los labios me muerdo.

Siento que eres diferente
un ser especial
mi latido es estridente
este sentimiento ya no es natural.

No hay comentarios.: