viernes, diciembre 23, 2011

Una fecha común y corrientemente importante



Seré sincera, cuando entró Diciembre ni cuenta me di. El trabajo y mis diversas ocupaciones no me permitieron entrar en razón de que el año se está acabando más rápido de lo que algunos lo quisiéramos. Y es que es en estos días en los que la melancolía y los recuerdos invaden mi pequeño y compacto cuerpo, incluso mi alma. Es en Diciembre cuando la esencia de aquellos que ya partieron se siente muy fuerte en el ambiente, casi como una brisa navideña. Creo que en el caso de mi familia, las fiestas no han sido las mismas desde que los dos pilares se fueron. Ni siquiera sabemos a ciencia cierta qué es lo que cenaremos. Supongo que el pavo y el cabrito se harán presentes como cada año, pero no habrá quien los prepare como ellas. Nunca. Aún a pesar de eso, creo que la vida se trata de eso: de seguir adelante, de encontrar nuevas tradiciones, nuevas costumbres, nuevas personas, sin olvidar claro a los que ya están y esperemos se queden para los años venideros.
Y es así como cada año escribo un pequeño pensamiento como éste para hacerles saber a ustedes mis atentos, aunque pocos, lectores lo mucho que les agradezco el que se tomen un minutito de su tiempo para leer las líneas de una joven que no hace más que intentar mostrar lo que es. En serio, muchas gracias. Es por el hecho de saber que aún hay gente que me lee que yo sigo. Incluso, aunque no hubiese nadie, creo que seguiría subiendo entradas. Quién sabe si serían las mismas, pero lo seguiría haciendo.
Espero que para ustedes estas fechas signifiquen algo más que extrañar, o recordar, sino que hagan un cambio en lo que son ahora. Espero recuerden porqué son lo que son, quiénes los hicieron, las decisiones bien o mal tomadas, las risas y esas lágrimas.
Agradezcan lo que tienen, a quienes tienen y hasta lo que no obtuvieron a lo largo de estos doce largos meses.
Los amo, los quiero, los admiro y los respeto. Que Dios los llene de mil bendiciones hoy, mañana y siempre. Porque lo mejor está por venir. Lo puedo sentir.

Por mi parte, intentaré escribir aún más. Si no llegase a lograrlo, recuerden decírmelo.

Felices Fiestas

No hay comentarios.: