martes, noviembre 22, 2011

La reflexión del 'Segundo Piso'.


No sé si lo notaron, pero me he visto un tanto ausente de este pequeño y acogedor espacio, del cual me he valido tantas veces para sobrevivir al día a día. Pues bien, esto se debió en gran parte al hecho de que mi cargador se fue al caramba, y mi Internet falló una semana. Precisamente empezando el día de mi cumpleaños.
Mi cumpleaños? Sí, cumplí veinte años. Llegué al segundo piso, y oficialmente soy un adulto; aunque todo es relativo...
Sigo así, sin un rumbo fijo aunque con una idea más cercana a lo que quiero hacer con mi vida. Admito que esta semana no ha sido de las mejores, pero he aprendido de ella; muchas decepciones, muchísimas más lágrimas, uno que otro enojo, bastante estrés y hasta tifoidea. Creo que todo aunado puede resultar en una total catástrofe, pero la verdad siempre hay cosas, situaciones y/o personas por las cuales hallo fuerzas y salgo adelante siempre. La verdad, durante estos eternos días, he deseado escribir algo con respecto a mi cumpleaños, y ahora que tengo la oportunidad de hacerlo mi mente está en blanco.
Cumplí veinte años entre amigos, amor, y familia. Algo por lo cual estaré más que eternamente agradecida. Intento a recordar a todas las personas que me rodearon durante todo este tiempo y no puedo evitar pensar en las que se fueron. Llegué a los veinte años con más amigos, más trabajo, pero sin un pilar menos. A pesar de eso, le doy gracias a Dios por haberla tenido tanto tiempo a mi lado. Prácticamente veinte años a mi lado hacen sentir como si ella aún estuviera aquí. Hacen sentir el deseo de que realmente lo estuviera.
Pero bueno, dejémonos de lado esas cosas. Sí, he escrito últimamente pero la verdad no ha sido gran cosa; un par de poemas, un par de canciones y el firme propósito de ganar un concurso de un muy popular canal de YouTube para que una de mis canciones se dé a conocer por medio de ellos. Crucemos los dedos, tengo hasta el 30 de noviembre para subir mi canción y es fecha de que aún no la he terminado. Preocupante, lo sé. Pero he escrito canciones en menos de media hora, así que mejor no me preocupo más que en conseguir una cámara para grabarme mientras la canto.
Pues bien, sin desviarnos más del tema... Sí, cumplí veinte añotes. Nada mal para alguien de mi estatura. Gracias a todos por sus felicitaciones y demás muestras de cariño, etcétera, etcétera, etcétera.


No hay comentarios.: