lunes, abril 28, 2008

Sin motivo, sin razón...

Cómo fue posible que esto pasara?
Cómo fue posible que tan rápido yo te adorara?

Cómo fue posible que ahora yo te quiera?
Cómo fue posible que no me enamoré de cualquiera?

Cómo fue posible quererte sin razón?
Cómo fue posible entregarte así mi corazón?

Cómo fue posible si no me has dado ninguna señal?
Cómo fue posible? Dímelo por piedad.

Tal vez fue tu sonrisa
tal vez fue tu mirar,
tal vez fue esta terca
y horrible necesidad de amar.

Tal vez fue la soledad
que no me deja respirar,
tal vez fue ese enorme espacio
que contigo busco llenar.

Pero el punto es que te quiero
y te quiero para mí.

Pero el punto es que te sueño
y con solo verte me siento tan feliz.

No hay comentarios.: